domingo, 21 de febrero de 2010

El poder para mi destrucción reside en una canción





Hoy voy a contarte secretos. Secretos sobre mí, desconocidos, de esos que te dan el poder de destruirme si quisieras. Mis puntos flacos. Mis debilidades. Mi talón de aquiles. Secretos como que tengo cosquillas, muchas, en la barriga. Y en el cuello. O cómo que tengo un músculo inquieto, de nombre corazón, que salta incontroladamente y me provoca infartos de miocardio cada vez que veo unos determinados iris verdes o color caramelo. Sí, porque mi corazón es mitad sirope y mitad hierbabuena, y esta es otra clave muy importante para acabar conmigo, pero la explicaré más adelante. Secretos cómo que nunca lo llevo encima, porque tengo miedo ya de sus reacciones. Pero en cambio lo dejé entre las cosas de un tal J, así que ya sabeis dónde encontrarlo, en algún lugar entre su cama y su ropa.


Te diré también que podrías cantarme un poco de I will follow you into the dark, esa parte en que dice love of mine some day you will die bit i'll be close behind , y entonces acabarás conmigo definitivamente.


Porque los recuerdos son el arma de destrucción más efectiva que se conoce.


Y en mi caso, el recuerdo de una noche de noviembre en la que una voz estremecedora acompañada de unos ojos verde hierbabuena me cantaban aquel Amor mío, algún día morirás pero estaré cerca detrás, te seguiré en la oscuridad , sería mil veces más efectivo que una bomba atómica.

18 comentarios:

Ene Fluorescente dijo...

Es preciosa esta entrada *-*

Un beso (:

Dana O'hara dijo...

el caramelo y la hierbabuena son una mezcla peligrosa, sobretodo para el corazón.

me encantó :)

Delgaducho dijo...

Hay recuerdos que son demoledores, recuerdos que almacenados en el alma escapan de vez en cuando y nos parten en dos.

Betiana dijo...

me impactó la entrada. seguí escribiendo así! besito ☺

Jime dijo...

"los recuerdos son el arma de destrucción más efectiva que se conoce." Totalmente de acuerdo! Besitos Guardadora! Me encantas!

Cristina Zeta dijo...

me encantó la entrada, pero más aún el titulo que elegiste ponerle.
Gracias por compartirte!

Crisis. dijo...

Genial :)
Qué bonita te ha quedado... alegre y triste, no se, me ha gustado mucho!
Yo también tengo cosquillas, muchísimas, tantas que podría morir por ellas...
un beso de sirope de caramelo :D

Cristina Zeta dijo...

te espero en http://just-zeta.blogspot.com/

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

Hola Amor, te cuento que se ha publicado mi libro, Detrás de las sonrisas, por el momento se puede conseguir solo en España, si te interesa te dejo la pagina de la editorial, besos.

http://www.lafraguadeltrovador.com/

Daniel Brun dijo...

MUy bueno...
Y que razon tienes sobre los recuerdos, son el arma mas mortal, y más aun cuando se ven acompañados por una banda sonora que nos hechiza.

Un beso

X dijo...

Hola, aún no te hemos visto en marzo... :P

Flor dijo...

Un arma mortal si te hacen recordar...Mejor tener mucho cuidado.
Que buena entrada dioooooooooooooos,
me encantò encontrarte y que podamos compartir nuestras entradas.
Besito gigante!

Bego dijo...

Hay veces que los recuerdos son más letales que cualquier arma.
¡Un beso!

Bianka dijo...

me encanta!!!
te sigo! :)

Trish dijo...

Cuento tiempo sin pasarme... lo echaba de menos... voy a ponerme al dia con tu blog ^^

La niña de la vía láctea dijo...

a veces los recuerdos son la mayor forma de tortura. muás

Jime dijo...

que pasa por aqui que ya no has vuelto mas?

SKIZO dijo...

In your honour and in the honour of wall the Writwrs and Poets, I published an ilustration.