domingo, 29 de noviembre de 2009

vacío irracional


viví todo ese tiempo a base de recuerdos. en pompas de jabón construidas con pedazos de sueños. creí sentirme llena sólo con mis pensamientos, pero estos solo hacían ahondar el hueco de mi pecho. la respiración se me entrecortaba con el leve recuerdo de el roce de sus dedos. vivía en una espiral dónde se mezclaban los sentimientos, los colores, el miedo y el aire, o la falta de él. porque me faltaba el oxígeno, sólo pensar en el tiempo pasado, y era cómo si me vaciaran cada gramo de éste de mis pulmones. cómo si me vaciaran de vida. creo que fué entonces cuándo me convertí en especialista guardando y reservando oxígeno. la felicidad no la conocía. ni siquiera conocía un minuto de vida sin angustia, sin la sensación asfixiante de la obsesión que me producía su ausencia. la ausencia de un beso que calmara la ansiedad incontrolada de mis labios, la desesperación de mis manos, el estado de desolación de mi mente. aquello no fué vida. dos semanas que se estiraron en el tiempo cómo si de años se tratasen. porque para mi, duraron lo mismo. las dos semanas posteriores a el fin de lo que hasta entonces había sido mi vida.

11 comentarios:

mariona. dijo...

vivir de recuerdos ahoga como si de una soga se tratase...

Daniel Brun dijo...

Me encanta tu blog.
En especial esta entrada y toda la claustrofobia poetica que segrega.

Un saludo

D.Brun

X dijo...

Fue una buena idea especializarte en reservar oxígeno, pues la vida te deparará momentos donde te falte de repente, y ahora ya no tendrás que temerlos. :-)

Trish dijo...

me alegro que hayas encontrado mi blog, porque ahora puedo leer el tuyo... es realmente increible... me gusta, me gusta ^^

te sigo tambien!

E. dijo...

Es demasiado fácil dejarse arrastrar al cómodo refugio de los recuerdos... El verdadero reto es lograr dejarlos ir. Así que tomar aire no es tan mala idea xD
Me gusta mucho lo que escribes, te sigo ok? Si te apetece pasarte por mi blog ... : http://queenbeyondcompare.blogspot.com/

Nos leemos!! ^^

CinTuLinA dijo...

Me gusta como escribís, te sigo...

Slds!

Bego dijo...

Me encanta como has descrito esa sensación.

Un beso!

Dana O'hara dijo...

Es increible como el tiempo a veces pasa tan lento que parece que uno mismo es de un liquido tan espeso que no puede fluir bien. Es esa sensación de falta de aire en los pulmones y de sobrepeso de añoranza en el corazón... :(

increible, te sigo yo también!

La niña de los finales de azúcar dijo...

Un blog increíble, yo si quieres te presto un poquito de oxígeno, a ver si disminuye esa sensación :)

Cristina Rodríguez Z. dijo...

Me encanta este blog! Ya están entre mis favoritos :P
Un saludo. ^^

Cris

Jime dijo...

Eso es lo malo de convertir a alguien en tu mundo.. Me encanta como describes esa sensación. Lo bueno es que siempre hay alguien con quien se puede contar. :)
Besos!