miércoles, 27 de enero de 2010

Plastilina en el pecho (o la chica sin corazón)






Le da igual que le hagan una autopsia encima de una camilla, cómo en las series policíacas. O que experimenten con su cuerpo y lo donen a la ciencia. Y que luego la echen a un vertedero de desechos tóxicos, al fin y al cabo lleva bastante tiempo siendo un desecho. Tampoco le importaría que viertieran ácido en sus ojos y le cambiaran todos los órganos del cuerpo, a lo mejor así conseguiría sentir algo distinto. Y mejor si lo hicieran estando despierta. Que rajen una a una sus arterias o que le den su cuerpo a un sádico, y la torture. Le da igual. Está anestesiada contra todo. Ya no puede sentir nada, porque sus neuronas, sus constantes vitales se niegan a funcionar.
Se lo arrancó. Se lo llevó. Su corazón. Sí que se puede vivir sin corazón, bien lo sabe ella, pero es peor que no hacerlo. ¿Que habrá echo él con su corazón? Quizás le pinchó clavos y le hizo vudú, porque el hueco de su pecho quema. O a lo mejor lo cocinó y se lo comió, con vino tinto, o untado de mermelada y mantequilla y en tostada, para desayunar. En este caso espera que le sentara mal y se envenenara. Puede que incluso lo tirara y no se preocupara de más.

Ahora ella está construyéndose un corazón de plastilina poquito a poco. Es muy rojo y pequeñito, para que no le resulte incómodo llevarlo después de tanto tiempo sin tener uno. Lo ha ido construyendo pasito a pasito; una sonrisa bonita, un pedacito,un abrazo de amiga, otro. Éste corazón no funciona, pero al menos llena el hueco de su pecho y se siente completa. Pero es de plastilina, y puede desmoronarse fácilmente.

Siento la tardanza en publicar, devolver comentarios y pasarme por vuestros blogs, pero me he roto 3 dedos de la mano izquierda (soy zurda), y tardo siglos para escribir una palabra con la izquierda. Debido a esto, y para no dejar el blog abandonado, publico un texto que escribí hace bastante tiempo, y que de hecho no me gusta nada, pero ahora mismo es lo que tengo... Abrazos!

24 comentarios:

Jime dijo...

Hay que tener cuidado con ese nuevo que se hizo, seguro alguien lo tratará bien! No sé porqué no te gusta en verdad!

Besitos peqeña! Y espero que te mejores pronto!

Delgaducho dijo...

Por favor, es buenísimo, y el final es lo mas hermoso que he leido en mucho tiempo.
Recupérate pronto!!

ChicaGuau dijo...

Wow, increíble texto.
Y la foto me ha gustado mucho.
¡Un beso grande! <3

~Valeria Fluorescent. dijo...

¿Has probado a ponerle a ese corazón de plastilina, el mecanismo de un reloj por dentro? Esta idea no la pensé yo, pero me pareció maravillosa y puede funcionar.
Beso :)

n darko dijo...

que se lo guarde alguien y que prometa hacer que no se desmorone :)

Ene Fluorescente dijo...

Chicas con corazón de plastilina, corazones de piedra, con mecanismos, sin él... que egoísta es el Amor que se los lleva todos.

Espero que te recuperes pronto, se te echa de menos por estos lares (:

Sandra dijo...

Quizá todos tengamos alguna vez que contar con un corazón de plastilina... pero un día volverá una persona con un corazón vivo y nos lo pondrá de nuevo en marcha, aunque parezca imposible.
(Por cierto, calidad mía de expresión hoy= -10)

Mejórate pronto, no debe de ser agradable lo de los dedos :S

Muchos besos!!!

PD: A modo de consejo, precaución con la ortografía "untar" (por huntar) y "pedacito" (por pedazito), además de varias tildes en exceso =D Es que es una pena que el texto sea bueno y tenga esos fallitos (que todos los tenemos, por otra parte)

Betiana dijo...

me encantó el texto. qué lástima lo de tu mano, pero realmente, este texto es hermoso!. la foto, el título... es una entrada perfecta :). besito ☺

Jime dijo...

Pasate por mi blog peqeña tienes un regalito ahí!

La guardadora de oxígeno dijo...

Ayy, gracias a todos.
Muchas gracias Sandra, por puntualizar :).
Este texto lo escribí hace bastante, tenía menos experiencia escribiendo y más fallos ortográficos, aunque la verdad que el verbo untar, se me sigue atragantando y nunca se muy bien si va con o sin h.
Gracias otra vez por darte cuenta, corrijo :D.

ele* dijo...

joder es un poco maquiavélico! d todas formas, dice d manera más "oscura" cuanto se sufre cuando te hacen daño...
mejórate!!

yoli dijo...

puede ser mejor uno de hierro...

X dijo...

Cielos, ¿tres dedos? ¿¡Tres!? Nos tienes que contar cómo fue... :S

Michelle Durán dijo...

Comentaría algo referente a tu escrito, pero aun no salgo de la sorpresa de LOS DEDOS ROTOS. Arrugué la cara cuando leí eso . ¡OUCH !

La guardadora de oxígeno dijo...

Pues ensayando la coreo para una competición de hiphop que tengo en barna, tenía que hacer un freeze y fallé, cayó todo el peso de mi cuerpo encima de la mano derecha y me fracturé los tres dedos.

Gracias por preguntar ;).

Marina dijo...

Realmente es perfectamente IMPACTANTE el escrito, tiene algo de crudeza y a la vez algo de armonía, dos sentimientos realmente contradictorios o opuestos.
Realmente bueno.
Y te iba a preguntar como te quebrastes, pero ya lo respondistes!

Besos!

Catta dijo...

Quizás a ti no te gustó lo que escribiste pero yo lo encontre hermoso, me encanta como escribes nena (:
Ojalá te recuperes pronto,cuidate,bye!

Flor dijo...

Buenassssssss!!!!
Soy tu nueva seguidora 49!!! =)
La verdad que muy lindo tu blog!!!
Que mala suerte con tu mano.Habrá q tener paciencia.
Gracias de publicar y permitirnos pasar por aca.
Te invito a mi blog cuando desees sin tocar la puerta
Besito saltarin gigante!Y bueno desde ahora te sigo!

La niña de los finales de azúcar dijo...

Quizá pueda llenarlo con amor, a ver si la plastilina dura más.

DANI dijo...

Es curioso, el viernes pensaba en eso, pero nunca hubiera sabido explicarlo tan bien ;)

Los corazones son frágiles tesoros.

Besos sinceros

pez de colores dijo...

bonita historia de corazones,pero no para hoy...


cambié de blog.
besos,M

Meiri Poppins dijo...

corazones..
te sigo(:

Angus dijo...

¡ Dios!, tu forma de escribir es un golpe a bocajarro... Me encanta como escribes.

Daniel Brun dijo...

Precioso texto.No entiendo como no puede gustarte, supongo que sera autocritica de autor.
Y mas sabiendo que lo escribiste pasando dificultades fisicas.Espero que te recuperes cuanto antes, porque muchos esperamos esos textos tuyos con impaciencia.

Un beso